lunes, 6 de junio de 2016

Strómboli (1950)

Una vuelta…a la “Terra di Dio”
Uno de los padres del neorrealismo italiano fue Roberto Rossellini. Para muchos, “Roma ciudad abierta (1945)” inaugura este movimiento. A esta la seguirían “Camarada (1946)” y “Alemania, año 0 (1947)”. En 1948, Ingrid Bergman escribió una carta a Rosellini pidiéndole trabajo. Fruto de esa unión surgió “Strómboli, tierra de Dios”.
 
Una mujer de origen lituano, Karin (Ingrid Bergman), exiliada en un campo de prisioneros italiano se casa con un joven prisionero de guerra, Antonio (Mario Vitale). Ambos viajan a Estrómboli, una pequeña isla italiana de la que es oriundo él. A Karin le cuesta mucho adaptarse a la vida dura de la isla y a sus habitantes de mentalidad muy conservadora que la tratarán con hostilidad y desprecio. 
Stromboli 1950
Cruel retrato de la Italia de la posguerra y la lucha de una mujer por alcanzar la libertad. Agobiada en el campo de prisioneros busca la libertad a cualquier precio si saber que la isla será una cárcel más cruel aún. La amenaza constante de una erupción volcánica, el suelo estéril y sin apenas vegetación, un pueblo profundamente católico y conservador –destaco la escena en la que varias mujeres se asoman a la puerta de la casa mientras Karin está pintando la pared. Esta les invita a entrar y las mujeres rehúsan despreciándola- y un marido bastante tosco y agresivo que es incapaz de comprenderla, crean una atmósfera asfixiante sobre una mujer culta y de clase acomodada como Karin. 

Ingrid Bergman clava el papel protagonista. Puede que su condición de extranjera -no tenía conocimientos de italiano- de credibilidad y ayude a ver a Bergman como el único elemento ajeno y discordante dentro de la isla. Quizá lo que menos me ha gustado es el final. Llegué a sentir mucha compasión por Karin y me parece que el final no hace justicia al personaje. 
Stromboli 1950
Se puede encuadrar el film dentro del neorrealismo italiano. Esta corriente cinematográfica surge como respuesta al cine propagandístico fascista y la comedia ligera imperante en el cine italiano hasta la caída de Mussolini. El neorrealismo italiano es un reflejo de la Italia pobre y hambrienta de la posguerra. En “Strómboli” vemos varias características de este movimiento. Un par de las secuencias de la película tienen un carácter documental. Tanto la erupción del volcán como la pesca son imágenes reales. Además, muchos de los habitantes que aparecen en la película eran de verdad autóctonos de la isla. 
Stromboli 1950
Lo curioso de “Strómboli” es que se llega a cruzar la realidad con la ficción. Ingrid Bergman vivió una situación semejante a la de su personaje. Durante el rodaje de la película empezó un romance extramatrimonial con Roberto Rossellini, quien también estaba casado. Juntos tuvieron un hijo lo que supuso un gran escándalo en Estados Unidos, incluso fue declarada persona non grata y tuvo que exiliarse a Italia. “Strómboli” fue un fracaso en taquilla y crítica al igual sus siguientes películas. Esta tendencia continuó varios años hasta que protagonizó “Anastasia (1956)”, por la que recibió su segundo Óscar como mejor actriz. 

Para finalizar, “Strómboli” es un espejo de la severa y dura social de la posguerra en el que podemos ver a una Ingrid Bergman en estado de gracia. 

Mi valoración

No hay comentarios :

Publicar un comentario